Desde Prohealthy creemos que para cada deportista hay una dieta. Así que estas en el lugar adecuado.

Una dieta personalizada óptima, te permite conseguir tus objetivos sin perder de vista la salud, sea cuál sea tu disciplina deportiva, tus gustos alimenticios y tus objetivos de rendimiento o estéticos.

La importancia de llevar un plan nutricional o pauta dietética radica en que sea equilibrada, flexible y adaptada a ti. Siempre cumpliendo con unos estándares de calidad, cubriendo los requerimientos nutricionales de macronutrientes, micronutrientes (vitaminas y minerales) asociados a tu edad, peso corporal, masa muscular, estructura ósea y corporal y tu actividad física.

Adicionalmente, se le añaden a estos requerimientos algunos aspectos importantes de tu vida como son las horas de entreno, el entorno de estrés en el que vivas, tu unidad familiar y descanso, que también se deben tener en cuenta para tu dieta deportiva ideal.

Todo esto puede llegar a ser muy confuso y te harás mil preguntas de como adaptar tu dieta a tu día a día.

¿Cómo debe ser la dieta de un deportista?

Como hemos dicho anteriormente, la dieta debe ser individualizada a cada individuo debido a sus características físicas como de su entorno y contexto.

comida cocina deporte

Aún así, deben cumplir todas ellas con unas características clave:

  • Ingesta de alimentos suficientes para tus exigencias energéticas. Estas son las calorías diarias que se ajustan a tu metabolismo basal y a tus requerimientos de energía para rendir en el deporte.
  • Controla tu ingesta de proteínas. Aquí ya entramos en una discrepancia en el que debemos echar la vista a qué estamos buscando. Si el fin es el de adelgazar o perder grasa (oxidar grasa), debemos subir la ingesta de proteína para cumplir con nuestras necesidades mínimas. Si el fin es el del rendimiento deportivo, no debemos subir tanto la ingesta de este macronutriente, pero sí debemos llegar a un mínimo deseable. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo mirar los requerimientos para un ciclista que para un culturista.
  • Las grasas o lípidos, deben de ajustarse a tu medida, ya que será importante para mantener un sistema hormonal óptimo en tu organismo, de forma que mantenga tus órganos y sentidos trabajando en se mejor versión.
  • Los carbohidratos son la mayor fuente de energía para un deportista, pero no por ello la más importante. Debemos tener muy en cuenta en este caso el deporte que estamos realizando para poder ajustar este parámetro a la perfección. Serán claves para ciertos deportes de resistencia las cargas de carbohidratos, pero debe ser en un ambiente en el que el atleta esté preparado con una flexibilidad metabólica óptima que se debe trabajar a lo largo de meses de preparación. Un claro ejemplo de estas dietas son las de los runenrs, corredores de fondo, triatletas, preparaciones de Ironman o solo maratones, ciclismo, natación o incluso para otros tipos de deportes, como es el Crossfit, ya que engloba muchas de las disciplinas anteriormente citadas.
  • Por último, la hidratación será también de mucha relevancia a la hora de la preparación de competiciones ya sean amateur o de alto rendimiento. Se ha visto que una mala hidratación puede provocar caídas altas en nuestro rendimiento.

¿Qué tipo de dieta es la mejor para la alimentación deportiva?

Esta es una respuesta muy complicada que muchos intentan responder, pero no creo que haya ninguna correcta.

Mi respuesta sería todas y ninguna. Esto se debe a que no hay una dieta única y mejor que las otras, sino que debemos verlas como herramientas que ayudan a conseguir distintos objetivos según, como hemos dicho, el contexto del deportista y sus objetivos.

Aquí te listaré las dietas más relevantes y que están más de moda. No por ello son excluyentes unas de las otras (en algunos casos). Por ejemplo, se puede hacer una dieta vegetariana y cetogénica al mismo tiempo:

  • Dieta paleo
  • Dieta vegetariana o vegana
  • Dieta cetogénica o keto
  • Dieta proteica o hiperproteica

¿Cuáles son los alimentos favoritos en el deporte? ¿Y sus beneficios?

Tenemos que tener en cuenta miles de variables que afectan a nuestra vida día a día y esto hace que como tú, tu dieta también sea única.

Los alimentos te aportarán sin duda, mejores resultados en tus entrenamientos y competiciones.

Para obtener una dieta que se ajuste a los alimentos óptimos para ti, hay que tener en cuenta muchos aspectos como tu historial clínico, problemas de salud, medicación, análisis de sangre, enfermedades, carencias nutricionales, estado de forma física, alergias e intolerancias. Además de analizar tu estilo de vida, actividad física, tipo de trabajo, nivel de estrés diario… factores clave.

deporte crossfit chico battlerope

Una vez se establezca la dieta con sus alimentos asociados, debemos evaluar la adherencia que se tenga a la dieta. A veces los alimentos óptimos no implican que sean los más deseados por el deportista y esto afecta mucho. Es por ello que muchas de las dietas basadas en menús semanales específicos fallan. El comer los platos que se indican exactamente, como nos indican suele acabar en abandonar la dieta. Algunas personas lo achacan a frustración y debilidad, pero el llevar una menú preestablecido suele llevar a este tipo de fracasos, es completamente normal que se caiga en este tipo de pensamientos.

Precisamente por ello, la adherencia se sitúa como el factor clave para el éxito en las pautas dietéticas.

Al modificar los alimentos cada cierto tiempo, nos beneficiará en una mejor evolución del estado físico y mental, mantener un nivel óptimo de micronutrientes esenciales en nuestro organismo y sobre todo, que aumente tu felicidad y consecución de tus objetivos porque deriva en sentirse más cómodo en entrenamientos, mejora de resultados y por ello en un estado de anímico excepcional.

A todo ello, no debemos olvidarnos de los suplementos deportivos, ya que un uso inteligente de ellos puede ofrecernos, en muchos casos, una mejor ejecución en el deporte o en mejoras de composición corporal.

¡Empieza tu camino!

error: Content is protected !!