Si has llegado aquí es porque seguramente quieras perder esos kilos de más o informarte más sobre la obesidad porque tienes a alguien en tu entorno que se encuentra en esta situación. En ambos casos, estás en el lugar adecuado.

obeso perdida de peso

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es una patología que se caracteriza por un exceso de tejido adiposo en el cuerpo, afectando así a las funciones básicas del organismo y al correcto funcionamiento de los órganos de todo el cuerpo humano.

Tipos de obesidad para clasificar a los pacientes y riesgos derivados

peso obesidad sobrepeso

Ser diagnosticado con obesidad, implica que ya se han sobrepasado los límites de sobrepeso, en el que el cuadro clínico del paciente ya advierte de padecer posibles patologías a corto, medio y largo plazo.

No obstante, el hecho de llegar a un perfil de obesidad, lleva a que el paciente tiene dificultades muy visibles en la realización de sus actividades cotidianas. Cosas muy simples como correr para coger el autobús, saltar para alcanzar algún objeto o incluso según el grado del que estemos hablando, el caminar unos cuantos pasos o hacer la comida se vuelve un completo reto para estas personas.

Para medir el grado de obesidad en el que estemos, podemos usar una herramienta muy sencilla como es el IMC (Índice de masa corporal). Este calcula del siguiente modo:

IMC= peso (kg) / altura (m2)

Por ejemplo, una persona que pese 89 kg y tenga una altura de 1,70m tendrá un IMC de:

IMC= 89kg / (1,70*1,70) = 30,79

¿Qué nos dice este número? Si vemos el resultado en la tabla de clasificación de nuestro peso; este, nos informa del grado de sobrepeso u obesidad que padecemos:

IMCClasificación
25 – 26,9Sobrepeso grado I
27 – 29,9Sobrepeso de grado II (preobesidad)
30 – 34,9Obesidad de tipo I
35 – 39,9Obesidad tipo II
40 – 49,9Obesidad de tipo III (mórbida)
>50Obesidad de tipo IV (extrema)
Fuente: SEEDO (Sociedad española de obesidad)

¿Cuáles son las causas de la obesidad?

aumento de peso obesidad

Las causas provienen de muchos factores y es muy importante que la persona que padezca obesidad trabaje de forma conjunta con profesionales de la salud que le sirvan de apoyo en distintos temas.

Los cuadros clínicos de obesidad presentan diversas causas y muchos de ellos suelen englobar varios tratamientos.

El paciente deberá, en la mayor parte de los casos, asistir a varios profesionales de la salud dependiendo del factor detonador que hace a la persona llegar a coger esos kilos a lo largo de los años.

Todos estos casos son tratables a través de una pauta nutricional y distintas estrategias y tipos de dieta; además de la ayuda farmacológica u otro profesionales de la salud, como psicólogos, dependiendo del caso.

Por ejemplo, es normal acudir a un dietista y un psicólogo en el caso en el que la persona se resguarde en la comida para no hacer frente a alguna adversidad en su día a día o trauma generado en el pasado. El trabajo de ambos profesionales debe estar presente.

Las distintas patologías que pueden hacer a una persona padecer obesidad son las siguientes (aunque siempre habrá que ver individualmente si la enfermedad de la que estamos hablando ha sido una consecuencia de la obesidad o una causa de la misma).

Alteraciones metabólicas

Hipotiroidismo: desregularización de las rutas metabólicas de organismo por una mala función de la hipófisis y disminución, por lo tanto, de las hormonas tiroideas (T4 y T3, regulada por la TSH).

Síndrome de Cushing o hipercortisolismo: transtorno hormonal producido por un exceso de exposición al cortisol (hidrocortisona). El cortisol es liberado a través de la glándula suprarrenal por un exceso de estrés y un bajo nivel en sangre de glucocorticoides.

Síndrome de ovario poliquístico, también conocido como SOP: transtorno hormonal en mujeres que observan como sus períodos menstruales se ven alterados (muy prolongados o con una frecuencia más baja de lo normal). En este caso, el diagnóstico temprano y la pérdida de grasa es vital para evitar problemas a largo plazo. Normalmente el SOP es una consecuencia y no causa de la obesidad por la alteración hormonal de tener un exceso de grasa que rodea los ovarios, haciendo que su función normal se vea alterada.

Hiperinsulinemia: segregación de demasiada insulina que afecta al correcto funcionamiento del páncreas y por lo tanto de los correctos niveles de glucosa en sangre. Reducir la hiperinsulinemia con una buena estrategia dietética ayudará a revertir la obesidad. Muchos investigadores también han afirmado que puede deberse a la consecuencia en sí de la obesidad, en vez de la causa, a través de generar resistencia a la insulina.

Alteraciones en el hipotálamo

El hipotálamo actúa en nuestro organismo como el centro regulador del apetito de las personas. Al verse alterado, las personas tendrán una mayor predisposición a tener hambre (aumento de la grelina, conocida como la hormona del hambre) y por lo tanto a comer. Una vez más, encontrase con este cuadro clínico en una persona que padece obesidad agrava la enfermedad en sí.

Consumo de medicamentos

Los antidepresivos, antidiabéticos, corticoides, antidiabéticos, alteran las funciones de los órganos vitales del organismo y suelen agravar un estado de sobrepeso y obesidad. Atajar el problema con una buena pauta dietética será clave para el bienestar del paciente.

Factores genéticos

Sintiéndolo mucho ser tan directo, pero el gran amigo de las excusas de las personas que padecen sobrepeso y obesidad. Normalmente, enmascarando algún problema psicológico o trauma que haga que se refugie en la comida.

En este caso, es importante que se trate una pauta dietética que vaya mejorando la autoestima del paciente. Sintiéndose con más energía, viendo que puede hacer más cosas y con mayor soltura. Todo lo que lleve al paciente a sentirse mejor y a aumentar su autoestima poco a poco.

No me malinterpretéis. Es evidente que hay muchos factores genéticos que ayudan a una persona a acumular más grasa que otra. Sin embargo, nunca será un factor limitante a la hora de mantener un peso saludable.

Factores en el entorno

elado sobrepeso

Sobre todo, destacaríamos aquí la baja actividad física, la mala relación con la comida y el entorno familiar.

Actividad física: normalmente, una persona que padece obesidad tiene unos niveles de actividad física muy bajos en su día a día. Esto deriva en que su sistema hormonal se vea afectado negativamente. Incluir ejercicios básicos en una persona con obesidad será primordial para empezar a generar más masa muscular, reacción de los órganos a nivel hormonal, reajuste de la insulina, grelina, aumentar la leptina con un correcto funcionamiento de los adipocitos y así promover el correcto funcionamiento y la pérdida de grasa.

Mala relación con la comida: en términos de la alimentación que lleva una persona para llegar a padecer obesidad entra la mala relación con la comida, que deriva de un estado en el que la propia persona no tiene consciencia de cómo afecta la comida a su organismo, tanto en calidad como en calidad. Este es un factor clave que se trabaja en consulta desde el primer día para empoderar al paciente, que sienta como una buena elección de los alimentos para poner en su plato influye directamente en su sistema digestivo y cerebro.

Entorno familiar: este es quizás uno de los aspectos más ocultos y que muchos profesionales de la salud se saltan y bajo mi punto de vista es clave, tanto como causa como para conseguir la perder grasa. En este sentido, también hay que ver las personas que están en un mismo entorno familiar, qué hábitos tiene, qué come, quién hace la compra y que elecciones toma. Si una persona que intenta bajar de peso y su entorno no lo apoya, es difícil que el paciente vuelva a recaer en malos hábitos. Es fácil de visualizar. Imagínate que una persona quiere de fumar, tiene la despensa llega de cartones de tabaco y personas alrededor que fuman delante suya y le echan el humo a la cara. Las probabilidades de éxito son extremadamente bajas. Por el contrario, generar un ambiente en el que todos los integrantes quieran perder peso y se animen unos a otros a conseguir los objetivos ayudará mucho a dejar la obesidad atrás y crear hábitos saludables.

Factores socioeconómicos

Está ya demostrado que las personas con menos poder adquisitivo, suele tomar peores decisiones alimenticias que las que tienen más dinero. Esto se debe a un error muy grave. Creen que porque un alimento tenga más calorías ayudará a tener la suficiente energía y a comer “más barato”. Esto explica porque segmentos de la población con menor poder adquisitivo padecen más sobrepeso y obesidad.

No obstante, esto no es cierto, el aporte de calorías sí es mucho más alto, sin embargo, el aporte de nutrientes no lo es (generando desajustes hormonales), así como de la sensación de saciedad. El aumento de la grelina hará que la persona quiera comer más (cuando ya tiene sus calorías diarias cubiertas), volverá a tomar malas decisiones pensando que es más barato y en realidad estará malcomiendo y finalmente, gastando más.

Hacer ver estos puntos al paciente es clave también para que sepa que se puede comer saludablemente gastando lo mismo.

¿Qué consecuencias y síntomas presenta un cuadro clínico de obesidad?

medicion obeso bascula cinta metrica

Los casos de obesidad en España ya están llegando a límites con los que deberíamos echarnos las manos a la cabeza desde el punto de vista de la salud. Sin embargo, los datos de un 17% de obesidad en España no parece que vaya a detenerse ahí, sino que los datos de tendencia nos dicen que esto irá a mucho más.

Es muy importante que sepas las implicaciones que tiene estar en un estado de obesidad. La tasa de mortalidad está directamente vinculado con altas tasas de grasa corporal. La OMS informa que “cada año mueren más de 2.8 millones de personas en España directamente asociadas a la obesidad y sobrepeso”. Incluso con el Covid-19 o coronavirus, se está viendo la estrecha relación que hay entre obesidad y mayores tasas de mortalidad. La obesidad es ya el primer factor de riesgo, por encima de otras patologías y de la edad.

Las patologías como consecuencia de un cuadro clínico de obesidad son:

Diabetes tipo II: derivado de una resistencia a la insulina y altos niveles de grasa en el cuerpo.

Síndrome metabólico: el paciente presenta un cuadro clínico con parámetros hormonales fuera de lo saludable, afectando a varios sistemas en el cuerpo humano.

Enfermedades respiratorias: dificultades para respirar por la grasa que rodea las paredes pulmonares que no permiten la flexibilidad pulmonar de expansión, así como el impedimento del correcto funcionamiento del diafragma por la presión de la grasa. Derivado de ello, se producen las apneas del sueño ( interrupción de segundos hasta minutos de la respiración mientras la persona está durmiendo).

Enfermedades cardiovasculares: debido sobre todo a los aumentos de colesterol LDL (conocido como el colesterol malo) y la hipertensión. Este tipo de enfermedades son las que presentan más muertes en personas con obesidad.

Enfermedades hepáticas, especialmente el hígado graso, que puede llegar a derivar en una cirrosis.

Distintos tipos de cáncer, por acumulación excesiva de grasa alrededor del órganos que impide que funcione correctamente.

Empeoramiento de la estructura ósea y articulaciones por el desgaste que se produce al mover los kilos extra de grasa.

Dificultad de gestación en la mujer. Altas probabilidades de aborto. Además, el estado en el que esté la madre durante la gestación repercutirá directamente en el crecimiento del feto que afectará a toda la vida del hijo/a.

¿Cuáles son los tratamientos al que puede recurrir una persona con obesidad?¿Cómo ayudar a una persona con obesidad?

operacion obesidad clinica tratamiento

Los tratamientos contra la obesidad en los que se gasta más dinero es normalmente en operaciones quirúrgicas de balones gástricos, anillos gástricos, liposucciones y distintas operaciones que reducen el apetito o directamente eliminan la grasa restante.

En ProHealthy no defendemos ninguna de estas prácticas. El buscar una solución rápida a estos problemas no va a llevar a una mejora de la salud de la persona ni de su estética.

Puede que la motivación de la persona se vea aumentada en un principio, pero si la base de alimentación no es buena, acabará en un estado similar. Además de ser operaciones que conllevan riesgos, el cerebro necesita los estímulos adecuados para seguir perdiendo grasa y de habituarse a un ambiente en el que el tejido adiposo sea menor.

Por ejemplo, en las liposucciones, de un día para otro pierdes demasiados kilos, pero en tu cerebro, esos kilos siguen estando ahí y por lo tanto el resto del organismo reaccionará como tal. Si estaba en un estado de acumulación de grasa, seguirá haciéndolo, por lo que los pacientes que se someten a estas operaciones suelen recuperar el peso en poco tiempo. Puedes más sobre este tema aquí.

Con una pauta nutricional, además de ser mucho más saludable y barato, hace que te sientas cómodo en tu propio cuerpo a medida que se reduce el peso.

Los pacientes ven cómo van mejorando su rendimiento en su día a día. El empoderamiento del paciente aumenta drásticamente. El interés sobre su salud y hábitos de vida van cambiando progresivamente.

Finalmente, hay un punto de inflexión en el que la mejora de la composición corporal hace que su autoestima aumente considerablemente.

¿Cuáles son las ventajas de un tratamiento online?

consulta dietetica sobrepeso obesidad

El punto de partida en el que se encuentra una persona que padece obesidad o sobrepeso suele ser de un estado anímico bajo o muy bajo y con una falta de autoestima arrastrada durante bastante tiempo.

Hay un miedo infundado normalmente de los pacientes y una vergüenza asociada a ser juzgado por parte de los profesionales de la salud que suele ser el motivo por las que la gente busca dietas por internet y acaba haciendo dietas milagro bajo ninguna supervisión profesional que les lleva al fracaso.

Por ello, el hecho de llevar un programa dietético online hace que la persona se sienta más confiada a dar el primer paso a contratar los servicios de un profesional de la salud.

Al tratarse de un servicio online, el paciente no tendrá que desplazarse hasta la consulta y la comunicación es más fluida, ganando mucho tiempo durante el día.

Además, por escrito, el paciente puede sentirse más cómodo, pensando mejor cómo plantear sus dudas y mostrando sentimientos e inquietudes que a lo mejor en persona se vería más cohibido a hacer.

Finalmente, podrá ver los historiales de cómo ha ido evolucionando y los seguimientos que ha llevado hasta el momento, lo que le permitirá seguir aumentando su motivación y disfrutar del camino y de los objetivos que está alcanzando.

Si tienes alguna duda, puedes contactarnos aquí. Estaremos encantados de ayudarte.

error: Content is protected !!